nutricion niños

Alimentación infantil

La importancia de la cultura alimentaria

Alimentar a los niños, especialmente en los primeros años de su vida, es fundamental para que crezcan y se desarrollen de forma sana y armoniosa, y puede evitar problemas, como la aparición de intolerancias alimentarias, en la edad adulta, pero no sólo. El ejemplo de los padres y la cultura alimentaria sana y correcta permitirá a los niños orientar y acostumbrar sus gustos a las frutas, verduras y legumbres. Por lo general, no son muy populares entre los niños, pero esta es la manera correcta para que puedan elegir los alimentos adecuados para sí mismos en su futuro.

Siempre aconsejo a los padres que traten con caprichos y eviten la comida chatarra como dulces, caramelos, refrescos, porque son realmente dañinos para el cuerpo, especialmente en los primeros años de vida.

La pirámide alimenticia, ¡adelante con todas las frutas y verduras!

nutricion niñosSe debe seguir una dieta correcta en todas las comidas del día, desde la mañana hasta la noche.

Las comidas principales: deben incluir carbohidratos, proteínas y vegetales. Las pastas, preferiblemente orgánicas e integrales, deben introducirse 1-2 veces por semana y alternarse con cereales como la escanda, la cebada y la quinua. La carne lleva consigo grasas saturadas, por lo que debe consumirse unas dos veces por semana, la blanca, mientras que la roja es mejor una vez cada 8-10 días; si no procede de una crianza intensiva, es la mejor. El pescado, preferiblemente azul, es un alimento esencial y por lo tanto debe tomarse al menos 2-3 veces a la semana. Para las bebidas, el agua es la mejor fuente de hidratación y una buena alternativa es preparar fruta fresca y orgánica centrifugada (las de los grandes minoristas están llenas de azúcares añadidos y rara vez contienen la fruta indicada). Las bebidas y las azucaradas, si se toman constantemente, son muy dañinas: ¡déjelas para ocasiones especiales!

Desayunos y meriendas: La cantidad de comida que se ingiere por la mañana representa alrededor del 20-25% del día de comida. El desayuno proporciona a los niños la energía esencial para ir a la escuela, tener cuidado y hacer actividad física, así que es esencial. La nutrición puede ser variada siempre y cuando incluya carbohidratos complejos y proteínas. La leche o el yogur con cereales, como galletas o bizcochos, son una buena opción, mejor si son orgánicos e integrales. Para las meriendas de media mañana y de la tarde, evite en la medida de lo posible las meriendas y papas fritas empaquetadas habituales en bolsas, así como las bebidas carbonatadas y azucaradas. Un sándwich integral con un poco de bresaola y una fruta, un zumo de naranja con unos pocos rebozuelos, un yogur de fruta con un poco de cereales son buenas alternativas y fáciles de encontrar.

Errores a evitar

Una dieta desordenada que no respeta el horario o que es excesiva en términos de calorías. Un desayuno rápido o, peor aún, saltarlo, poca atención en la elección de los alimentos, un exceso de azúcar y el uso de suplementos. Pocas reglas, como las comidas regulares y la calidad de los productos, son esenciales para ayudar a los niños a crecer fuertes y con hábitos alimenticios saludables.